Soluciones para el tratamiento de agua municipal

COMUNIDADES RURALES

¿Está buscando soluciones de tratamiento de aguas residuales para su comunidad?

GIRHSA cuenta con soluciones sostenibles para clientes municipales. Desde plantas a gran escala hasta unidades de tratamiento descentralizadas.

Muchas comunidades rurales luchan con sistemas de tratamientos inadecuados. El bombeo de aguas residuales a plantas ubicadas en ciudades cercanas es caro y poco rentable. Tratar los efluentes localmente y reutilizarlos para el riego es más eficiente. ¿Cuál es la solución más rentable?

Beneficios de una Planta de Tratamiento de Aguas Residuales en su localidad

En un sistema descentralizado, se reducen los gastos de almacenamiento y transporte del agua para su tratamiento.

El agua tratada puede ser reutilizada en beneficio de la agricultura, pues los nutrientes contenidos en ella reducen la necesidad de fertilizantes. Además es una fuente segura y confiable de agua para la agricultura pues no depende de de los cambios climáticos y tampoco se ve afectada por la sequía estacional.

Al reutilizar el agua también se sustituye una parte del agua extraída de los ríos y se reduce la cantidad de contaminantes en las vías fluviales. De esta forma se protege la flora y fauna de la región, así como la salud de sus pobladores.

Una planta descentralizada, silenciosa e inodora es la solución más rentable para las aldeas y ciudades pequeñas.

GIRHSA ofrece soluciones innovadoras para tratamiento de aguas residuales que no solo cumplen con los estándares de calidad, fáciles de operar y rentables para su comunidad. Contáctenos será un gusto atenderle!

¿Qué factores deben evaluarse en el diseño de una planta de tratamiento de aguas residuales en el sector municipal?

  • Factores evaluar elección y selección operaciones y procesos diseño PTAR

Es necesario evaluar un conjunto de criterios que se deben tomar en cuenta al momento de elegir y diseñar un sistema de tratamiento.

  1. Aplicabilidad del proceso: Se evalúan con base a experiencias previas. Registros de operaciones a escala real, datos publicados y estudios de plantas piloto.
  2.  Caudal de operación: Los procesos deben estar preparados para soportar el caudal esperado de operación.
  3. Variaciones de Caudal: Se debe tomar en cuenta si el diseño será para operar intervalos amplios de caudal o si será caudal constante. Si se presentasen variaciones de caudal se requieren de tanques para homogeneizar el caudal del efluente.
  4. Características del agua residual cruda: Las características del agua residual cruda a tratar afectan directamente los parámetros y requisitos operacionales.
  5. Condiciones climáticas: La temperatura afecta la velocidad de reacción de los procesos químicos y biológicos. Las temperaturas medias aceleran la generación de olores y limitan la dispersión de estos a la atmosfera.
  6. Cinética de reacción y elección del reactor: El tamaño del reactor depende de la cinética de reacción predominante.
  7. Desempeño del sistema: Se mide en términos de la calidad del efluente. Deben considerarse las normas vigentes de cada país
  8. Procesamiento de lodos: Esta elección va de la mano con la elección del sistema de tratamiento del agua residual utilizado.
  9. Restricciones Ambientales: Existencia de vientos (dirección predominante),proximidad en zonas residenciales, trafico, ruido.
  10. Condición de operación y mantenimiento: Dependerá de: ¿Qué condición de mantenimiento se requiere? ¿Qué capacitación especializada requiere el personal? ¿Qué nivel de entrenamiento se requiere para ese personal? ¿Qué grado de complejidad tiene el proceso? ¿Qué posibilidades existen de ampliaciones futuras para la planta?
  11. Disponibilidad de terreno: ¿Hay espacio suficiente? ¿Hay espacio para futuras ampliaciones? ¿Cuánto terreno se requiere para zonas de amortiguación visual? ¿Y aspectos paisajistas limitantes del proyecto?

Consideraciones para el diseño de una Planta de Tratamiento

El ingeniero debe seleccionar la combinación más apropiada de procesos, a fin de transformar las características iniciales del agua residual a niveles aceptables, para cumplir con las normas de vertimiento en cada país y si es factible la reutilización del agua residual tratada.

  1. Estudios de caracterización y conducción del caudal a tratar.
  2. Elección preliminar de proceso.
  3. Realización de estudios a nivel de laboratorios y planta piloto.
  4. Elaboración de alternativas del diagrama de flujo del tratamiento
  5. Definición de criterios de diseño.
  6. Distribución física de los elementos de la planta de tratamiento.
  7. Preparación de los perfiles hidráulicos (elevaciones bajo caudal medio y caudal pico)
  8. Elaboración de balance de sólidos.
  9. Realización de planos de construcción, especificaciones técnicas, documentos para licitaciones (proyectos ambiental, civil, eléctrico, mecánico, u otros)
  10. Estimación de costos de ingeniería.

Eliminación de Nitrógeno en las aguas residuales industriales

El crecimiento de la población mundial, la escasez de agua, el cambio climático y los requisitos cada vez mayores de calidad del agua actualmente están ampliando los límites del tratamiento de aguas residuales industriales para una gestión de emisiones mejorada y de vanguardia antes de la descarga final.  

En este contexto, el ingeniero químico Andrés Pichel Gutiérrez acaba de evaluar la eliminación de nitrógeno en sistemas granulares anammox para el tratamiento de aguas residuales industriales. 

“El nitrógeno, presente en altas concentraciones en aguas residuales complejas, ha sido tradicionalmente eliminado por los procesos biológicos de nitrificación-desnitrificación; sin embargo, el descubrimiento de la bacteria anammox y su acortamiento en el ciclo del nitrógeno ha permitido la aplicación de nuevos procesos de tratamiento “, dice Pichel.

En este sentido, el proceso combinado de nitrificación parcial-Anammox (NP-AMX) presenta como ventajas sobre los procesos tradicionales “un menor consumo de energía, es decir, aireación, una menor producción de lodo y la ausencia de necesidad por fuentes externas de materia orgánica. . Por otro lado, los efluentes industriales se caracterizan por tener concentraciones muy altas de nitrógeno y materia orgánica, lo que puede influir en el correcto funcionamiento de los procesos biológicos ”, dice. 

La investigación abordó la aplicación del proceso combinado NP-AMX al tratamiento de tres tipos de aguas residuales industriales, previamente tratadas en el proceso de digestión anaeróbica, como agua de enlatado, desechos de cerdos y la fracción orgánica de desechos sólidos urbanos (FORSU).  

Para hacer esto, se han utilizado reactores de escala de laboratorio (SBR) de tipo secuencial, que permiten monitorear la operación del proceso NP-AMX al tratar estas aguas residuales para determinar los límites de aplicación del proceso, las características principales que pueden desestabilizar el proceso, la evolución de poblaciones microbianas y su potencial competencia o sinergia con otros procesos biológicos como la desnitrificación heterotrófica. 

Complejidad de las aguas residuales

La investigación de laboratorio ha descubierto de primera mano los principales problemas de eliminar el nitrógeno de estas aguas residuales industriales con el proceso biológico.  La combinación de parámetros tales como altas concentraciones de nitrógeno, materia orgánica y la relación entre los dos, así como la salinidad y la conductividad pueden disminuir su rendimiento en la operación a largo plazo, con un estricto control de la concentración de oxígeno diluido en el medio de reacción, así como las concentraciones de carga de nitrógeno

“Cuanto mayor es la complejidad de las aguas residuales, mayor es la probabilidad de que otros procesos biológicos como la desnitrificación heterotrófica compitan con NP-AMX, sin embargo, cambiar ciertos parámetros operativos permite que esta competencia se transforme en sinergia mutua entre procesos biológicos, lograr más del 90% de eficiencia de eliminación de nitrógeno“, dice el investigador. Todo este conocimiento será útil para la puesta en marcha de reactores PN-AMX a escala real para el tratamiento de estas aguas residuales industriales.

Artículo publicado en aguas www.residuales.info

Implicaciones del COVID-19 en el abastecimiento, depuración y regeneración de aguas residuales

La página web del National Water Research Institute (NWRI) anunció el pasado miércoles 08 de abril, la publicación de un interesante artículo sobre las “Implicaciones del COVID-19 en el abastecimiento de agua, la depuración de aguas residuales y la regeneración de agua”, elaborado por expertos del sector del agua tanto en universidades como en empresas del ciclo del agua de los EEUU. Por su interés, especialmente en relación con la regeneración del agua, a continuación se presenta la traducción en español del último apartado del artículo.

¿Cómo pueden participar las agencias del agua, el agua residual y la regeneración de agua?

 Uno de los mayores retos planteados por el COVID-19 es obtener una estimación precisa de la prevalencia de la enfermedad entre las diversas poblaciones. Los avances en este campo se han visto limitados por las dificultades de llevar a cabo amplios ensayos clínicos y la gran variedad de síntomas experimentados por las personas infectadas, entre las que se encuentran las completamente asintomáticas. Todo ello ofrece una oportunidad única para los sectores del abastecimiento de agua, la depuración de agua residual y la regeneración de agua para avanzar en la “vigilancia medioambiental” o la “epidemiologia del agua residual”, es decir, en el estudio del contenido del agua residual que permita caracterizar los índices de morbilidad del virus entre la población. Una vigilancia amplia del agua residual, a lo ancho de las regiones y del tiempo, puede en último término ofrecer información crítica sobre la prevalencia real del COVID-19, las comparaciones entre series temporales y casos clínicamente confirmados, y los sistemas de alarma anunciadores del resurgir del COVID-19. De hecho, algunas regiones en que el COVID-19 ha sido ampliamente contenido, tal como Corea del Sur, están actualmente registrando una segunda oleada de infecciones a medida que la ciudadanía recupera la normalidad de sus actividades. Las agencias de potabilización de agua, de depuración de agua residual y de regeneración de agua disponen de nuevas oportunidades para participar de forma activa en este importante esfuerzo de investigación. Aunque disponemos de métodos normalizados para la verificación clínica, no disponemos de métodos normalizados para la vigilancia medioambiental del SARS-CoV-2; por otra parte, las tareas de investigación están temporalmente paralizadas en muchos lugares, en razón de las directrices de confinamiento establecidas por numerosos Estados. Sin embargo, es posible adoptar ahora medidas adicionales con las que contribuir al progreso de futuros esfuerzos investigadores. Una posible opción es congelar una muestra compuesta de afluente de agua residual (agua residual bruta), con un volumen de al menos 1 litro, con una frecuencia semanal – o cualquier otra que sea factible para cada instalación. Si fuera posible, ese muestreo debería realizarse tanto durante la pandemia como a lo largo de un periodo posterior, a fin de registrar los posibles rebrotes puntuales del COVID-19. Cuando las universidades y los centros de investigación recuperen su actividad, habrá una considerable demanda de muestras de este tipo con objeto de poder aprender más sobre la actual pandemia y elaborar las mejores formas prácticas de actuación para una futura ocasión. En fechas próximas dispondremos de orientaciones adicionales por parte de investigadores y/o fundaciones investigadoras sobre cómo participar en esos esfuerzos futuros. La Water Environment Federation (WEF) tiene previsto publicar orientaciones adicionales sobre el COVID-19 en las próximas semanas.

Fuente: Artículo publicado por: aguasresiduales.info